" Cuando uno sabe a dónde va nada puede interponerse entre su visión y su acción "



domingo, 16 de marzo de 2014

CAPACITACIÓN SOBRE TRATA DE PERSONAS EN EL AMBITO BONAERENESE

La doctora Marcela Pastore, referente de la Fundación FUDESO y directora provincial de Lucha contra la Trata del ministerio de Justicia bonaerense participó ayer del acto de apertura del ciclo de  jornadas de capacitación sobre trata de personas con perspectiva de género y mirada en niñez y adolescencia.
 
En ese contexto la doctora Pastore destacó “la voluntad y el compromiso de capacitarse y de que juntos es posible pulir, aprender e incorporar conceptos y estrategias de intervención sobre un tema tan sensible con el de la trata de personas”.
Además puso énfasis en la tarea de “introducirnos en un tema tan viejo, pero recientemente abordado por las políticas públicas”
 
La jornada que se desarrolló en el día de ayer  en uno de los salones del Pasaje Dardo Rocha de La Plata y, es la primera de un ciclo de cuatro y, estuvo dirigida a los operadores de Casa de Abrigo y Servicios Zonales bonaerenses.
Asimismo participaron funcionarios de la Procuraduría de la Provincia, relatores oficiales y profesionales que se desempeñan como psicólogos, abogados y trabajadores sociales.
 
El acto estuvo a cargo de la subsecretaria de Acceso a la Justica, Licenciada Silvia La Ruffa, el secretario de Niñez y Adolescencia, doctor Pablo Navarro y la directora provincial de Promoción y Protección de Derechos de los Niños, doctora Cecilia Tomé.

martes, 11 de marzo de 2014

Por los barrios platenses




La agrupación Mas Peronismo que conduce la compañera Marcela Pastore acompañada por la Diputada Provincial Valeria Amendolara, e integrantes de la agrupación homenajearon  por el Día Internacional de la Mujer a vecinas del barrio de Los Hornos, mientras compartían una merienda conversaron de varios temas de interés, el cuidado de la salud, educación de sus hijos, el trabajo y su independencia económica
Isabel Pontini Lic.en Comunicación


jueves, 6 de marzo de 2014

Día de la Mujer



Descargar muj.jpg (10,3 kB)En este nuevo 8 de marzo y, luego de repasar lo expresado en otros anteriores, quiero decir que es tiempo de terminar con lamentos. Cada año, describir con más o menos palabras, con nuevos y descriptivos términos, con datos estadísticos cada vez más precisos, esta situación que no cambia seriamente.
Quiero dejar de “morir un poco menos”: Quiero la vida, como tod@s, igual que tod@s...

Ya no quiero quedarme en el tan conocido relato de las desigualdades que padecemos las mujeres. Ni seguir contando que los hombres malos no permitan que pasemos cerca, si quiera, de los puestos que ocupan.
Se sabe de memoria todo eso. Se recrea en cada “Día Internacional de la Mujer”.

¿Qué pasa (me pregunto) si, esta vez, demandamos cambios concretos y exigimos resultados?
Una vez conseguimos que el 30% de las bancas legislativas fueran ocupadas por mujeres. No fue fácil. Pero tuvieron que tratar y aprobar una ley que garantiza eso.

¿Por qué no pensar en extender la legislación a todos los ámbitos y niveles? ¿Lo verá exagerado el patriarcado?
A mí no me parece que lo sea. En realidad, tomo como una conquista transitoria al porcentaje: debe llegar el día en que sólo los mejores, mujeres o varones, se hagan cargo de los sitios de las responsabilidades mayores.

Por supuesto, mi solidaridad no cambia. Ni lo hace mi tarea militante. Pero creo necesario dar un paso hacia adelante.
Uno de esos pasos que dejan huella en la pisada.

Marcela Pastore,  marzo de 2014--

domingo, 2 de marzo de 2014

PIC - NIC

La Plata, 2 de marzo de 2014 PIC NIC PLATENSE PARA CONVERSAR SOBRE TEMAS DE LA CIUDAD Ayer en horas de la tarde se realizó un pic nic en la plaza Islas Malvinas que convocó a los vecinos platenses con su equipo de mate. El encuentro estuvo a cargo de Marcela Pastore, referente de la Fundación platense FUDESO. En la convocatoria se invitó a los ciudadanos a llevar “su canasta y sus ideas, sus inquietudes, sus expectativas y sus desencantos. Porque, entre mates y bizcochos, la idea es conversar, escucharnos, reflexionar y compartir diversos temas que nos involucran”, indicó Pastore. En ese sentido, la jornada fue muy positiva y con gran número de concurrentes “porque hemos encontrado una manera tradicional, pero innovadora para nosotros, que es la de convocar a la gente a participar a partir de un pic nic, que supone un ámbito abierto, distendido y un espacio público como es la plaza en donde pueden venir con su familia” explicó la integrante de FUDESO. Durante el encuentro se conversó acerca de dos temas en particular: las buenas prácticas sociales y el uso y los beneficios del Estado. La gente expresó sus inquietudes, especialmente sus demandas y reclamos y simultáneamente se fueron generando replicas que apuntan a la organización, para buscar respuestas sabiendo a dónde ir y hacia qué lugar dirigir el reclamo porque “a veces pretendemos descargar en el otro lo que cada ciudadano debe a hacer o gestionar y, así dar el ejemplo” expresó Pastore. Es preciso destacar que al final del evento se confeccionó un resumen con las conclusiones de los temas que se trataron y, la cuestión de la responsabilidad de cada individuo para hacer uso o su aporte respecto de los beneficios del Estado fue común a los grupos de conversación que se conformaron. Finalmente, Marcela Pastore manifestó: “Nosotros pensamos que participando es como se puede pretender que las cosas cambien. Desde casa y rezongando las cosas no cambian. Tenemos derechos y es acertado reclamar lo que es justo, pero también tenemos deberes que deben ser practicados”.-  
 http://marcelapastore.blogspot.com.ar/ Equipo de prensa de FUDESO: 15- 541-1652




 

lunes, 24 de febrero de 2014

MARCELA PASTORE: Lo que se ve y lo que no.

MARCELA PASTORE: Lo que se ve y lo que no.: Hay que saber “hilar finito” para atreverse a juzgar definitivamente. No debe dejarse afuera nada en el análisis. Y, sobre todo, hacer el e...

Lo que se ve y lo que no.

Hay que saber “hilar finito” para atreverse a juzgar definitivamente. No debe dejarse afuera nada en el análisis. Y, sobre todo, hacer el esfuerzo de ser honesto.
El examen no debe incluir expresiones de deseo embozadas ni partidismos.
No es fácil, claro. Pero, al menos, debe hacerse el intento de una observación desapasionada.

En el caso de los 10 años que nuestros gobiernos llevan en el ejercicio de la administración, últimamente, llueven las loas y arrecian los ataques, con la particularidad de que no hay críticas ni elogios que acepten que errores y virtudes, conviven.

Me parece que estamos ante la temeraria posibilidad de transformar algo tan serio en una descarnada lucha entre divisas.
Hay tiempo, sin embargo, para reflexionar acerca de esto. Hay lugar para pensar en que todos estamos en esta nave que con tanta dificultad avanza. Para hacer que “la Patria es el otro” sea más que la frase de un discurso.

Marcela Pastore, 24/2/14

-- 

lunes, 10 de febrero de 2014

CUIDANDO LA DEMOCRACIA

Es necesario que los ciudadanos estemos atentos a las acciones que producen nuestros gobernantes. Es preciso que ellos sientan ese control permanente. Es, por lo tanto, justo que critiquemos sus gestiones. De modo positivo, claro.
 
Porque si la crítica no lleva consigo una propuesta alternativa, es mejor no hacerla. Si nuestra postura es la de construir, tiene que ofrecer algo a cambio.
 
Muchos aspectos del rol que debemos cumplir como ciudadanos fallan por esto. Aún cuando no haya malas intenciones. Aunque no tengamos la idea de destruir. Si no damos nada que reemplace lo observado, será incompleta, inútil, la objeción.
Preguntémonos, entonces, qué tenemos para dar para sustituir aquello que impugnamos.
 
No miremos (ya es momento) el color de quien hoy manda y critiquémoslo con la grandeza del que quiere aportar lo bueno que tiene para dar. Y démoslo si quien recibe, a su vez, muestra su propia nobleza.
 
Ya no hay margen para confundir convicciones políticas con justas deportivas. La ciudad, la provincia, la nación, son demasiado importantes como para ponerlas en riesgo en juegos dialécticos que sólo entretienen a oradores que disfrutan escuchándose.
 
Es mentira que nuestra democracia sigue siendo joven. Quizás sea inmadura, que no es lo mismo. O ignorante, que sería imperdonable: 30 años es mucho tiempo como para no haber aprendido.

Marcela Pastore 10/2/14

domingo, 24 de noviembre de 2013

La ruta.....

El Estado avanza y desde la Fundación  acompañamos, al ritmo de nuestras posibilidades, con los conceptos y las metas claros.

Aunque para los conocedores del tema pueda resultar redundante, nunca hay que dejar de recordar que la violencia contra las mujeres existe. Es más, debe plantearse que esta es una lucha sin plazos y que eso no es razón para que el desánimo se instale.

No hay que bajar la guardia. Es preciso recrear, reconstruir los itinerarios que deben recorrer las mujeres que sufren la violencia. Las mujeres víctimas, deben saber dónde recurrir. La figura del acompañante debe tomar la fuerza .Puede asistirla en la difícil toma de la decisión de denunciar. Luego, ser el garante de que sea tomada y de hacer su seguimiento.

Creo que no podemos parar de explicar todas las caras que tiene la violencia. Psicológica, sexual, económica. Hasta el acoso es violento, aunque no haya contacto físico. La exclusión, lo es. No temamos repetir conceptos.
Y no olvidar que no es privativa de ningún sector social, porque sigue habiendo asociaciones equivocadas.

Hay muchas mujeres que no llegan a ser muertas (femicidio) sólo por azar. Conviven con un abanico de violencias que les produce lesiones físicas graves, como fracturas, pérdidas de la audición o desprendimientos de retina. E invisibles: fobias, delirios, adicciones.

Tenemos los elementos. Hay leyes, ordenanzas, protocolos. Existen ONG, con largas trayectorias en este tema, que son verdaderos puntos de consulta.
En este Día Internacional contra la Violencia, planteémonos redoblar el esfuerzo para conseguir más y mejores resultados.

Es necesario seguir convocando, sensibilizando, informando, atendiendo, visibilizando.
Marcela Pastore ,25 de noviembre 2013

TEL 144
TEL 911- AVM  221 591 2314
COMISARÌAS DE LA MUJER 
ÁREAS MUJER DE LOS MUNICIPIOS
 FISCALÍAS TEMÁTICAS
FUNDACIÓN FU DE SO .Tel. 221 - 4257101
-- 






miércoles, 13 de noviembre de 2013

Las recompensas que no se ven

Hay gratificaciones que nada tienen que ver con lo material. Creo que se sabe de qué hablo. Todos hemos pasado por situaciones en las que la gracia pasa por dar lo que una puede a cambio de nada. De algo así se trata lo que viene.
En el atardecer del martes 5 llegamos, mis compañeros y yo, a Astica, San Juan. Fueron 1300 km y 15 horas de los que no me quejo: fue una fiesta de compañerismo, mates y paisajes.
 Isabel y yo (la mitad del contingente) habíamos estado en 2012. Oscar Sorini, pionero, estuvo muchas veces. Marcelo, debutaba.
 La misión, en nombre de FUDESO, fue sumarnos a un colectivo interdisciplinario que, cada año, se instala en Astica a enseñar (y a aprender).
Nuestro tema fue, claro, la violencia en general y contra las mujeres y niñas en particular.
 Tengo que decir que gracias a aquella primera experiencia, pude comparar, contrastar dos “fotografías” separadas por el paso de 1 año, exactamente. La diferencia entre ambas fue notable. Encontré a los mismos alumnos y docentes, pero con un aprendizaje incorporado que llamó mi atención.
Se acordaban de nosotras y de las cosas que hablamos entonces, cosa que me hace suponer que, de algún modo, fuimos un disparador. Digo esto con total modestia.
El acercamiento de esos chicos y chicas luego de las charlas, esa curiosidad, esas ganas de que les expliquen las verdades, sin eufemismos ni vergüenzas, me dejaron la certeza de que algo pasó en el último año: crecieron.Por supuesto, pusimos más semillas
Fueron tres días intensos. No obstante, nos hicimos tiempo para dar algún paseo por tanta belleza de lugar.
Fuimos al “Valle de la Luna” y quedamos boquiabiertos al ver la inmensidad y tomar conciencia de que es el único sitio en la Tierra que se mantiene en estado original. Impresionante experiencia que, volviendo a las gratificaciones, fue un regalo que recibimos por estar allí.
Podría seguir indefinidamente escribiendo de nuestro viaje a Astica. Seguramente hablaré en persona con ustedes de más cosas que pasaron.
 Ahora necesito que sepan que estuvieron, que la Fundación fue la que dijo presente en la convocatoria. Que pensé, que pensamos en cada integrante de FUDESO. Que hayamos ido los que fuimos fue una circunstancia. Tod@s estuvimos allí.
Y va un detalle: cada vez que intervino alguno de nosotros fue precedido por “de la Fundación FUDESO, de La Plata”.
 Va a haber otras Asticas, seguro. Serán el producto del crecimiento...
No olvidemos que, siempre, tenemos que crecer.
MARCELA PASTORE-

viernes, 18 de octubre de 2013

Día de la Familia


 -
Luego de la dictadura y sus secuelas, alguien tuvo el tino de proponer que el Día de la Madre pasara a ser el Día de la Familia. Igualar a los niños en la celebración, resultaba indispensable.
 Pocas nociones están tan ligadas como la de madre y la de familia, de modo que no fue traumático el cambio.
 La familia es sostén, resguardo, cobijo. Es la institución más importante de la sociedad, sin dudas.
La evolución permanente dio lugar a nuevas modalidades y la universalidad, afortunadamente, también alcanzó al concepto de familia.
Por estas cosas, creo que el domingo debe ser de fiesta. De familia reunida, de regalos, de besos, de demostraciones de amor.
 
¡Que tengan un gran Día de la Familia!
 
Marcela Pastore, 18 de octubre de 2013
--


jueves, 3 de octubre de 2013

Mujeres inmigrantes

De  estreno                               Por Susana Persello (*)
Cerró el baúl haciendo fuerza, se sentó arriba para que el herraje reluciente quedara trabado. Adentro, todo lo que pudo poner: vajilla, semillas, herramientas, utensilios de cocina, agujas, tijeras, hilos y lanas, carpetas, manteles, sábanas, mantas, delantales, pañuelos para la cabeza, ropa de hombre, de mujer, de niños...
Hubo un lugarcito reservado para un pequeño delantal blanco, bordado por su mamá, tan bello y delicado que nunca estrenó, lo guardó siempre como si fuera una fina prenda de fiesta, sí usó desde niña otros de griseta o lienzo, que pasaron a ser trapos.
Dejó algunos pañuelos de mano en los bolsillos para ir secando sus lágrimas y las de sus hijos. Muchas cosas quedaron en la casa que se cerró cuando cargaron ese último baúl en el carro. Subió ella con los tres chicos, las nenas de doce y catorce años y el varón de seis. Hicieron el camino hasta la ciudad, para tomar el tren a Génova, y desde allí el barco, hasta América y en América, Buenos Aires, donde los esperaba él, que se había venido dos años antes. En el reencuentro vivieron indescriptibles emociones, pero había que superar todo para encarar la realidad; tomar otro tren y viajar hasta Santa Fe.
Increíble llanura, pasto y vacas a la intemperie, sol lejano en la línea del horizonte sin límites. Por fin la ciudad, donde él tenía trabajo. Era de oficio carpintero y también, cuando lo necesitaban, peón de albañil. Aunque ya tenía un terrenito, no había podido edificar algo cómodo para su familia, vivieron un tiempo con unos primos. Poco espacio, pocas comodidades, poco todo, pero en paz y con esperanzas. El esfuerzo y la perseverancia era una de las reglas no escritas que regía para todos los inmigrantes que querían prosperar en estas tierras que los recibía, otras eran la escuela para los chicos y la educación en la familia.
La dueña de los baúles que sirvieron de guardarropas durante mucho tiempo, iba acomodando las cosas por las sucesivas mudanzas, o por lo que requería la familia según pasaban los años. Pero el delantalcito blanco que cada tanto lavaba, almidonaba y perfumaba con lavanda, se mantenía guardado, impecable y en el mismo lugar.
Los chicos crecieron, ella fue madre, abuela, después bisabuela. En algún momento de la vida pudo tener un ropero y otros muebles, pero en su dormitorio permaneció ese baúl. Cuando falleció, tenía casi 100 años, una de sus nietas lo abrió, sacó el paquete pequeño de papel celofán y preguntó a los demás si se lo podía llevar. Nadie se opuso, con la aclaración de que lo guardaba, pero era de todos...
La nieta con “la joya de la familia” entre sus manos, se sintió más cerca que nunca de esa mujer tan fuerte, valiente y sabia. Entendió que el delantal hecho a medida de una niña, era la manera de decir que desde siempre había trabajado.
Fiesta del inmigrante
Pronto sería la Fiesta del Inmigrante. Era para ella, se la merecía como todos los inmigrantes. La tuvo presente, joven, madura, anciana. Se reconocía algunos rasgos semejantes en la cara, todos decían que era la más parecida. Le llegaba la voz de su relato repetido, mientras admiraba la prenda que olía a almidón y lavanda. Cerró los ojos... vio la escena de la partida, la abuela sentada sobre el baúl, guardando lo elegido para llevar, sus manos jóvenes trabando la cerradura y un pañuelo ya húmedo en el bolsillo con los secretos de su corazón acongojado ¿Se le habría ido alguna vez ese dolor? ¿Habrían hablado lo suficiente en tantos años? ¿La disfrutó mientras la tuvo tan cerca? Pensó en su propia nieta, tan pequeña y hermosa. El delantal de la tatarabuela le quedaría justo...
Y por fin llegó el día y la hora. En la plaza se ha montado un escenario importante; sobre el telón de fondo se lee “Fiesta Nacional del Inmigrante”. Banderas, himnos, discursos. Empieza el desfile en el que todos son protagonistas. Participantes y público se reconocen, se buscan, se identifican; de pronto cae una lágrima, luego aflora una sonrisa. Hay un lenguaje común, familiar, más allá de los apellidos y los vínculos, existe una historia colectiva de desarraigo, de nostalgia, de logros y pérdidas, de amor y dolor, de trabajo y esperanza. Es el pasado y el presente de los pueblos fundados por inmigrantes; y no es mera retórica, es la historia de verdad, que tiene su merecido reconocimiento en una fiesta popular, de jerarquía nacional.
Así piensa ella mientras lentamente avanza en la carroza preparada para la ocasión. Sobre un acoplado dos sillas de paja, una mesita con utensilios de cocina, ovillos de lana con tejido empezado, un banco de carpintero, y el baúl entreabierto, de madera opaca, seca, con los herrajes oxidados. Saludando al público los miembros de la familia, orgullosos de sus antepasados, de su historia. Candela con un vestidito típico del Friuli, región de donde vinieron sus tatarabuelos, luce el delantal blanco, perfumado, impecable. Saluda con ademanes graciosos y con una sonrisa dulce. De pronto mira a todos, pide que le cierren el baúl, entonces salta y se sienta arriba para que el herraje, que por un instante reluce, quede trabado. Con sus manitos pequeñas intenta cerrar el pasador. Desde ese lugar, su trono, saca un pañuelo del bolsillo de su vestido y lo agita alegremente.
El sol brilla, es el mediodía. Está en plenitud una fiesta muy importante, tan importante que merece el estreno de un entrañable delantal.

(*)La autora admite que su cuento está inspirado en su abuela friulana que vino al país con tres hijos para reencontrarse con su marido, quien había llegado dos años antes. Reconoce el valor, el coraje y la templanza de aquellas mujeres que dejaron su tierra en circunstancias tan adversas y que fueron protagonistas de nuestra historia.

(Fuente: Diario El Litoral de Santa Fe)

 Donde se mire. En cualquier lugar de la historia las mujeres tuvieron (tienen) un sitio todo lo preponderante que les ha sido posible. Me encontré con esto que comparto con tod@s. Es una ficción tomada de la realidad. Sólo una muestra de tantas. Es una historia en la que nos reflejamos la mayoría, la de una mujer que como miles y esforzadamente, hizo su parte para que gocemos de esta Patria.

-- 
Marcela Pastore

miércoles, 25 de septiembre de 2013

CONTRA LA TRATA

 


El 23 de septiembre es el “Día Internacional Contra la Trata de Personas”. Un día después, nuestra Fundación de Defensa Social(FUDESO), convocó a una Jornada de Reflexión que se desarrolló con todo éxito.
La Dra. Marcela Pastore, abrió la reunión resaltando la importancia de la fecha y presentando a las invitadas especiales, la Dra. en Comunicación y periodista Noor Jiménez Abraham, integrante de la RATT Argentina y de Red Par y la Abogada María Julia Moreyra, Coordinadora
para América Latina y el Caribe de “Mujeres de Paz en el Mundo”. Las disertaciones de ambas alcanzaron las expectativas de los presentes mostrando que, sin dudas, son voces autorizadas en la materia.
Pato Molina, tucumano, músico joven y comprometido, contó a la audiencia su actividad y proyectó un video "EN ESTA JUNGLA" donde canta con su grupo  un emotivo poema al que le puso música. Su mensaje, desde el arte, conmovió. La sala tenía sus paredes cubierta con las obra del fotògrafo Matias Pacheco. "Amar no es matar"., que aún se encuentra expuesta en la sede de calle 15 n 94 LP .Militantes en cuestiones de género, integrantes de grupos que luchan
contra estas injusticias y público en general llegaron a FUDESO  a compartir esta actividad.
La Concejala de Ensenada, Marita Secco, nos distinguió con su presencia
“No sólo estoy impresionada por el nivel de las expositoras, también me voy muy emocionada con lo de este chico(se refería a Molina) y  me comprometo más, con estos temas , cuenten conmigo ..."Viviana Ibarzábal, amiga, coordinadora del área de género de AJB, nos acompañó con su consecuencia habitual.
Fue una buena reunión en la que quedó en claro que más allá de lo que anualmente marca el calendario, la pelea contra la trata de personas no da treguas, necesita dedicación diaria desde todos los ámbitos. Unos pueden más que otros, pero todos debemos dar el máximo posible.
 
LIC ISABEL PONTINI

 

lunes, 23 de septiembre de 2013

VALORAR Y RESPETAR LA LIBERTAR

Las trece rosas

Marcela Pastore, para FUDESO
23 de septiembre . DIA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA LA TRATA DE PERSONAS-



 A veces es preciso hacer una pausa. Frenar impulsos. Parar al torbellino.

Hoy me encontré con esta historia para que uno de esos momentos se produzca.Esta actividad mía que a diario ve desigualdad y violencia, explotación de todo tipo, trata de mujeres y niñas, muerte, de pronto se chocó con algo sucedido hace más de setenta años que, aunque haya sido en otro contexto, me perturba por ser mujeres y menores las mártires aquellas.Paré, entonces, un instante.
El 5 de agosto de 1939, trece mujeres, la mitad de ellas menores, fueron ejecutadas, luego de un juicio sumarísimo, ante las tapias del Cementerio del Este, de Madrid. Hacía cuatro meses que la Guerra Civil había terminado.Tomadas de las manos murieron mirando de frente a quienes las acribillaron. Sabían bien lo que estaba pasando. Entendían, un segundo antes de la muerte, que era el fin de una lucha a la que se habían entregado con amor y valentía.La noche anterior una de las muchachas, Julia Conesa, de 19 años le escribió a su madre:

 "Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar. Que no me lloréis. Que mi nombre no se borre de la historia".

 Qué cosa… Esa última necesidad de aclarar que no iban a matar a una delincuente… Ese altivo decoro en la exigencia de que no haya llantos… Esa dignidad  que ruega que no olviden…Quedé muy conmovida con la historia de Las trece rosas

Hay hechos que se hacen gestas, a veces. Y hay vidas que, por injustamente perdidas, se transforman en emblemas para quienes siguen adelante sosteniendo banderas…
Hay un poema hecho canción. Elegí la primera estrofa, que impresiona… “O por hacer contrabando…”, dice.

 

Eran casi adolescentes
Acusadas de indecentes
Eran sin más detenidas
Por ser rojas de familia
Por andar con milicianos
O por hacer contrabando de…
…esperanza.

                                                                                                                                          19/9/13


martes, 17 de septiembre de 2013


El 23 de septiembre es el Día Internacional Contra la Trata de Personas.
Más allá de la importancia de la efeméride, en cuanto a que hay un día en el calendario que le pertenece, es preciso llegar a la concientización definitiva de la deformación que lleva consigo la expresión “trata de personas”. No puede concebirse hasta por antinatural. Por eso, aunque es buena la conmemoración, no tendrá sentido si queda alguien sin entender lo absurdo de su existencia y que no debe medirse el esfuerzo que haya que hacer para que desaparezca esto que es inadmisible.
 
La Fundación FUDESO con su Directora, la Dra. Marcela Pastore, adherirá a la fecha con la propuesta de una reunión en la que pueda reflexionarse al respecto.
 
Estarán, como disertantes, la Licenciada en Comunicación y periodista Noor Jiménez Abraham por la RATT Argentina y  la Dra. María Julia Moreyra, abogada, Coordinadora para América Latina y el Caribe de la Organización “Mujeres de Paz en el Mundo”.
Habrá invitados estudiosos, especialistas y profesionales en el tema.


--
Marcela Pastore


miércoles, 4 de septiembre de 2013

CUESTIONES DE GÉNERO

 CUESTIONES DE GÈNERO
Las fresas y las uvas: la división sexual del trabajo- NURIA VARELA

Decía Paracelso, médico suizo del siglo XV, que “quienes se imaginan que todos los frutos maduran al mismo tiempo que las fresas, no saben nada de las uvas.” Algo así les ocurrió a los economistas durante siglos. Daban por hecho que sólo el trabajo remunerado era trabajo, así que no sabían nada del trabajo no remunerado realizado en el hogar, del trabajo doméstico –tampoco parecía preocuparles–. También las mujeres asumieron esa afirmación como verdad y creyeron que el prestigio iba asociado a las personas que realizaban oficios, labores o misiones relevantes. La alianza entre la antropología y la economía feministas desenmascaró la farsa.
Lo que ocurre entre el poder y la autoridad es similar a lo que ocurre entre el trabajo y el prestigio. Históricamente, ni la autoridad ni el prestigio se infieren únicamente del poder o el trabajo de cada persona, el sexo es lo determinante. “El hombre puede cocinar, tejer o vestir muñecas (…) pero si esas actividades se consideran como ocupaciones apropiadas para el hombre, entonces la sociedad entera las ve como algo importante. Cuando las mismas ocupaciones están realizadas por mujeres, son consideradas menos importantes”. Son palabras de la antropóloga Margaret Mead quien pasó varios años de su vida estudiando diferentes grupos étnicos de Nueva Guinea y Samoa. La pionera norteamericana llegó a la conclusión de que “lo femenino” no se definía tanto por una serie de características que se adscribían a las mujeres, ni de unas actividades que ellas pudieran desarrollar mejor, sino de una infravaloración que teñía siempre lo que las mujeres fueran o hicieran. Así es. Ellas son cocineras, ellos son chef; ellas son modistas, ellos son diseñadores o modistos de alta costura; ellas son azafatas, ellos, auxiliares de vuelo…
La introducción de la categoría género ha revelado la insuficiencia de los cuerpos teóricos de las ciencias sociales por su incapacidad para ofrecer, no ya una explicación, sino ni siquiera un tratamiento adecuado a la desigualdad social entre mujeres y hombres. Así, el objetivo de la economía feminista es hacer visible lo que tradicionalmente la economía ha mantenido oculto: el trabajo familiar doméstico y sus relaciones, con lo que ha constituido su objeto de estudio, la producción y el intercambio mercantil. La división sexual del trabajo no sólo diferencia las tareas que hacen hombres o mujeres, además, confiere o quita prestigio a esas tareas y también crea desigualdades en las recompensas económicas que se obtienen.